Cierro los ojos, con fuerza intento dormir porque hoy tengo una cita con ella. ¿Cómo es? Te lo voy a decir; es cómo  una sirena en el cielo, su piel es tan áspera como el satín y tan suave como una mentira piadosa, las ondas de su cabello son olas del mar, sus labios desnudos de un beige brillante parecen de mármol y tiene intensos ojos color madreperla que en vez de mirar cantan y se callan al mismo tiempo, un temple agresivo, un corazón dulce.
Son las siete, algo suena, ¡maldito celular que me ha despertado! podría dormir por siempre…

César Augusto Flores.

Marzo del 2009

Anuncios